Para quienes están atentos a las amenazas que están dando vuelta por la Web, les contamos cuáles fueron los principales peligros de diciembre, más que nada porque estas son las tendencias que vamos a seguir padeciendo durante este mes y seguramente los próximos.

Según la especialista en seguridad ESET, uno de los troyanos que apareció en diciembre fue el Win32/Koobface. La particularidad de este código malicioso es que utilizó como medio de ataque las redes sociales, especialmente las más populares, como Facebook y MySpace.

Esto es algo a lo que ya habría que estar acostumbrados debido a que el año pasado fueron varias las amenazas que los usuarios de estas redes debieron enfrentar. Quizás no sería lo más conveniente decir “acostumbrados”, sino más bien “alertas”, más que nada porque es una tendencia que va a seguir durante este año.

Hay que recordar que tanto este troyano como los que generalmente utilizan la misma táctica de ataque, lo que hacen es filtrarse a los contactos de estas Webs enviándoles alguna invitación a ver algún video o archivo de manera que al ingresar a esa página falsa, en vez del video se descarga el código malicioso.

En el caso particular del Win32/Koobface, la invitación llevaba a ver un supuesto video desde una página falsa de YouTube.

Respecto a los que más se estuvieron propagando durante diciembre, nos encontramos con el INF/Autorun, con más del 10% de las infecciones, y el Win32/PSW.OnlineGames, con casi el 7%, los que suelen valerse de medios externos para ejecutarse en forma automática en el equipo, como por ejemplo los dispositivos USB.

Un apartado especial se merece la nueva vulnerabilidad de nivel crítico que apareció en Internet Explorer 7, que permitió que distintos códigos maliciosos la utilizaran descargándose a través de un JavaScript en las máquinas de los usuarios que navegaban con el la última versión del explorador de Microsoft.

Sin embargo, la compañía de Redmond corrigió enseguida esta vulnerabilidad así que actualizando este sistema se garantizó a los usuarios la protección contra las amenazas que se colaban mediante esta vulnerabilidad.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla