Los televisores inteligentes o Smart TV son muy versátiles ya que asi como puedes ver tus programas favoritos, también puedes navegar por Internet. Pero en esto último hay un punto muy particular ya que algunos de estos aparatos pueden presentar agujeros de seguridad. Uno de ellos son los Sony Bravia, al cual si logras acceder a su red Wi-Fi, puedes apagarlo de una forma muy fácil. Específicamente es el modelo KDL-32CX525, con el cual puedes ejecutar un comando hping que vaya en contra de la IP de este televisor, consiguiendo enviar un montón de paquetes de manera continua hasta lograr un colapso del sistema. En este sentido se conseguiría que las funciones de este televisor se bloqueen por 35 segundos para después restaurarse. En caso de persistir el ataque, el televisor se puede bloquear hasta en un máximo de tres ocasiones. Finalmente se apaga y para encenderlo, hay que oprimir el botón de encendido en el TV. Es probable que otros televisores de esta marca también presenten dichas vulnerabilidades ya que ahora pueden comportarse como cualquier computadora que esté propensa a recibir un ataque informático, bien sea de manera online o mediante el uso de uno de sus puertos USB.

Pero los Sony Bravia no son los únicos en afrontar este problema. También puede suceder lo mismo en los Samsung D6000, los cuales se pueden controlar de manera remota usando aplicaciones de iOS y Android en un smartphone, el cual se puede implementar como un mando a distancia para subir el volumen, cambiar de canales, entre otras cosas. Estos televisores pueden detectar un dispositivo que se intente conectar, por lo que en pantalla muestran un mensaje donde se lea el nombre del dispositivo, su dirección MAC y su dirección IP, así como las opciones para rechazar o aceptar la conexión. Si el paquete enviado tiene algún error, independientemente de la opción que haya escogido el usuario, entonces puede producirse un error que consiste en una serie de reinicios de su sistema y no responde al mando del usuario, asi sea desconectada de la toma de energía eléctrica. Para solventar este problema, hay que entrar a un modo de recuperación, similar al F8 de Windows, al que se puede acceder cuando esté encendida.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla