Las plataformas móviles no están exentas de sufrir las amenazas de programas maliciosos como son el caso de los malwares. Un caso muy particular es en aquellas plataformas que usan el sistema operativo Android de Google, la cual registró un aumento del 3,325% en lo que respecta a contenidos dañinos para las mismas. Pero tomando en cuenta lo sucedido en los años 2010 y 2011, si se suma este porcentaje a lo registrado en plataformas móviles bajo otros sistemas operativos, el incremento superaría el 150%.
A esta conclusión llegó mediante la realización de un estudio la empresa Jupiter Networks, la cual trabaja en innovación de redes. Para esto, examinó el funcionamiento de cerca de 800.000 aplicaciones, tomando en cuenta también las vulnerabilidades de las mismas, asi como de los sistemas operativos que usan las diferentes plataformas. Por otra parte, se pudo detectar que en el año 2011, el interés por controlar las plataformas móviles (smartphones y tablets) aumento entre los cyber-delincuentes y hackers, tendencia que podría incrementarse en el año 2012.
Por otra parte, el spyware fue el arma más utilizada por los hackers para entrar en las plataformas móviles, lo cual representó un 63% de los ataques. Mientras que el resto, un 36% obedecen a troyanos vía SMS. Un método de intrusión que se usó con mucha frecuencia en el año 2011 fue el del falso instalador, con el que el hacker aspira a poder engañar a sus víctimas al hacerles creer que están comprando versiones de aplicaciones que tienen cierta fama en Internet, las cuales por lo general no tienen costo alguno para el consumidor, mientras que manos criminales se enriquecen por esta mala forma de obtener dinero.
Por otro lado, el sistema iOS de Apple también fue muy impactado por los malwares a nivel de plataformas móviles, aunque no saben a ciencia cierta ya que los de la empresa de la manzana no son muy dados a ofrecer cifras sobre esta clase de hechos. Pero en esta investigación de Jupiter Networks, se pudo saber que el año pasado ocurrió una infiltración de una aplicación no aprobada en la Apple App Store, tienda online que tampoco está exenta de esta clase de ataques cibernéticos.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla