El nuevo modelo que presenta Asus en portátiles diseñado especialmente para gamers, el Asus G60J, es uno de los más potentes y actualizados en tecnología que podamos conseguir. Se trata de una versión que sigue la línea del G51 en cuanto a diseño y prestaciones, y que la mejora básicamente en la pantalla.

Por lo que hablar de su diseño sería redundante, puedes visitar el artículo del modelo Asus G51J para obtener más información sobre el mismo, puesto que la parte estética del equipo es exactamente la misma que en este modelo.

En relación a sus prestaciones, nos topamos con un Microprocesador Intel Core i7 de 1,73 GHz, 4 GB de memoria RAM DDR3, una tarjeta gráfica nVidia GeForce GTX 260M con 1 GB de memoria de vídeo integrada DDR3, Disco Rígido SATA de 500 GB a 7200 RPM con soporte para dos HD trabajando en forma paralela y una unidad para la lectura de discos Blu-ray y grabación de DVD de doble capa, entre lo más destacable.

La tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 260 M en combinación con la tecnología NVIDIA PhysX ofrecerán una potencia visual realmente sorprendente. Además, el equipo incorpora la funcionalidad Power4 Gear Hybrid, que permite configurar el rendimiento del CPU de acuerdo a las tareas que estemos realizando, evitando así un consumo excesivo de la batería. El sonido incluye la tecnología EAX Advanced HD 4.0 que ofrecerá la mejor calidad en sonido 3D disponible para una portátil en la actualidad. Por su parte, el teclado, de suma comodidad, posee retroiluminación con ajuste automático de acuerdo al ambiente, lo que permite escribir a oscuras sin inconvenientes.

Del lado de las conexiones, nos encontramos con cuatro puertos USB 2.0, una conexión VGA y una salida HDMI, que servirá para conectar el equipo a una pantalla LCD de Alta Definición, donde podremos trabajar y jugar con mayor comodidad y espectacularidad.

En relación a la conectividad, dispone de Bluetooth 2.1 para la transferencia de archivos de forma inalámbrica y Wi-Fi compatible con la versión 802.11a/b/g/n lo que garantizará la conexión a Internet también de forma inalámbrica.

El gran cambio de este modelo con respecto al Asus G51J es su pantalla, que pasa de ser de 15,6” FullHD a 16” HD, con tecnología LED, similar a la otra versión. Pese a que es una pantalla levemente de mayor tamaño, no cuenta con soporte para FullHD, es decir, una resolución de 1080p, lo que en conclusión no resulta muy atractivo.

Aún así, estamos frente a uno de los portátiles más potentes del mercado, y que evidentemente está destinado a todo fanáticos de los videojuegos que desea llevar su diversión consigo a donde vaya.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla