El modelo Asus M60VP continúa la gama ‘Multimedia Entertainment’ de la marca, que destaca por prestaciones como la reproducción de películas en Blu-ray y pantalla con soporte para tecnología HD.

Su diseño sigue la misma línea del Asus M50VC, con una carcasa con un laminado metálico de color gris claro, aunque con distintas tonalidades, que sin dudas resulta de lo más elegante que se ha visto en portátiles el último tiempo. En la parte interior se encuentra el teclado, de un color negro convencional, y con teclado numérico, además de contar con dos altavoces de la marca Altec Lansing ubicados en la parte izquierda y derecha, arriba del teclado, y cerca de la pantalla.

Como es clásico, del lado derecho se desliza la bandeja de lectura de DVD y del lado izquierdo se encuentra la salida de airea para mantener refrigerado al equipo, además de varios conectores de los que luego hablaremos. También hay que mencionar algunos detalles de suma calidad, como un reposamuñecas con un motivo que recuerda a una onda de sonido y el logo de Asus en la tapa externa con retroiluminación, además del ya mencionado elegante diseño de la carcasa y más que acertado color.

La principal virtud de este modelo es sin dudas su capacidad multimedia, tanto para la reproducción de vídeos en Alta Definición como para la reproducción de canciones en diversos formatos.

Gracias al sistema integrado ‘Al TouchMedia’ ubicado en la parte superior del teclado, tendremos un rápido y cómodo acceso a las diversas opciones multimedia del equipo.

Debido a que incorpora una pantalla de 16”, el tamaño del portátil resulta bastante amplio, pero Asus aprovecho dicha incomodidad como algo positivo, ubicando un teclado que ocupa aproximadamente el 40% de la superficie interna del equipo, y dejando una cantidad de espacio para apoyar las manos realmente excelente, que resultará muy cómoda para tareas de mucho tiempo frente a la pantalla. En la parte superior de la pantalla se encuentra una Webcam de 2.0 MP de resolución.

Siguiendo con el display, tenemos que destacar que posee tecnología LED y soporta una tecnología HD 720p, es decir, una resolución de 1366 x 768 píxeles como máximo. La misma, combinada con la unidad de lectura de Blu-ray, nos darán un soporte fantástico para la reproducción de películas en Alta Definición. De todas formas, una pantalla de estas características, y por la gama del producto, debería haber sido FullHD 1080p.

En cuanto a sus componentes de hardware, dispone de un Microprocesador Intel Core 2 Duo T9550 de 2,66 GHz como máxima configuración posible, hasta 4 GB de memoria RAM DDR2 de 800 MHz, una tarjeta gráfica ATI Radeon HD 4650 con 1 GB GDDR3 de memoria de vídeo incorporada, la posibilidad de utilizar dos Discos Rígidos SATA de 500 GB a 5400 RPM de forma dual, dando por resultado 1 TB de capacidad de almacenamiento máxima y una unidad de lectura de Blu-ray, dando por resultado un equipamiento de los más completos.

En cuanto a conectividad, dispone de 4 puertos USB 2.0, conexión Wi-Fi, Bluetooth 2.1, conexión VGA y salida HDMI, ideal para conectar el equipo a una pantalla LCD de Alta Definición y disfrutar de una película con el reproductor Blu-ray incorporado.

En conclusión, se trata de uno de los equipos más potentes para tareas multimedia, en especial, para la reproducción de películas en Alta Definición, siendo esta característica la más destacable del conjunto. Como contras, nos encontramos con que no es FullHD y que la tarjeta gráfica integrada se verá algo limitada para correr a los juegos más actuales, algo que si bien no es el objetivo primordial de este modelo, si hubiese estado mejor una más actualizada o de la línea nVidia GeForce.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla