Como ya hemos comentado en más de una oportunidad, cada vez que se produce algún hecho trascendente a nivel internacional, suele atraer la atención de los ciber-delincuentes que aprovechan el interés que despierta en los usuarios de Internet para cobrar nuevas víctimas mediante sus actividades delictivas.

En esta ocasión le toca el turno a un evento social que está acaparando la atención de millones de personas: se trata de la boda real entre el príncipe británico William y Kate Middleton, sobre la que se está hablando en todos los medios de comunicación. Debido a la diferencia de horarios en muchas partes del mundo, e incluso por la facilidad que brindan las páginas Web que permiten conectarse en cualquier lugar y en cualquier momento, este acontecimiento se está convirtiendo en una verdadera “e-boda real”.

Para tener algunos datos de la cantidad de internautas que están atentos a este casamiento, Norton anticipó a través de una encuesta que en países como Estados Unidos, de los encuestados el 38% estará siguiendo todo lo que suceda en Inglaterra a través de Interet, e incluso una gran parte de ellos estará viendo la boda en alguna computadora o dispositivo móvil. Esto mismo sucederá en la mayor parte del mundo.

De esto surgen las actividades delictivas que apuntan a engañar a los usuarios a través de correos no deseados y enlaces nocivos que tienen como objetivo robar información de los internautas o descargar algún virus en las computadoras.

Por eso, para los que vayan a seguir este casamiento real, algunos consejos a tener en cuenta y no caer en estos engaños.

Cuidado con los enlaces a los que se ingresa: muchas veces aparecen correos electrónicos o links en los buscadores que prometen información o fotos nunca vistas, escandalosas, etc., y que en realidad lo que hacen es descargar algún programa infectado en el equipo. Tampoco descargar archivos de mails que nos llegan si no estamos 100% seguros de que ese contacto nos envió el correo.

No ingresar a páginas que nunca antes se habían visto o que no son reconocidas. Es muy probable que las grandes cadenas de medios sigan este evento. Es preferible ir a esos medios conocidos y no a páginas que aparecen en los buscadores sobre las que no tenemos la menor idea de qué se trata.

Y por supuesto, tener un software de seguridad que chequee todos los accesos a Internet y las descargas. Hay muchas herramientas gratis en la Web que van a proteger nuestras computadoras.

Teniendo en cuenta estos consejos, y prestando mucha atención, todos aquellos que sigan la boda del príncipe William podrán hacerlo sin correr ningún riesgo.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla