Durante la primera mitad del año, el 36% de los ataques dirigidos (unos 58 por día) que fueron identificados, eran para pequeñas y medianas empresas, más exactamente a compañías con menos de 250 empleados.

Así lo hizo saber Symantec, en su Informe de Inteligencia correspondiente a junio de este año, en donde también dejó ver que en el estudio de diciembre de 2011, este número había sido de 18%, con lo que se duplicó este porcentaje en sólo seis meses.

También aumentó en general la cantidad de ataques dirigidos diarios: en mayo y junio, por ejemplo, hubo un promedio de 151 ataques que fueron bloqueados, con lo que aumentó a una tasa mínima del 24%.

Que haya crecido la cantidad de ataques a las PyMEs no significa que las grandes compañías están tranquilas: según dijo Symantec, las empresas que tienen más de 2.500 empleados son las que reciben la mayor cantidad de estos ataques. El promedio de ataques bloqueados diariamente es de 69 (11 más que para las PyMEs).

En cuanto a los segmentos que más los sufren, la industria de defensa (como sub-categoría del sector público), está primera en el primer semestre, con un promedio de 7.3 ataques diarios. Detrás está el segmento químico/farmacéutico y en tercer lugar la industria de la manufactura.

En líneas generales, este tipo de ataques tiene como objetivo obtener información de las empresas víctimas. Como dice en el informe, cuando un ataque tiene éxito se pueden obtener importantes ventajas financieras para los criminales cibernéticos. Para poder lograr sus fines, realizan estos ataques dirigidos utilizando malware personalizados y la ingeniería social, con víctimas que previamente habrían sido estudiadas para poder atacarlo en forma específica.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla