Parece ser que la libertad de Internet inquieta a algunos gobiernos, ya que en el Reino Unido se está planteando la posibilidad que los servicios secretos de inteligencia realicen una constante supervisión de la red, asi como las comunicaciones que los ciudadanos en esta nación hagan con otras personas. Sin embargo, hay personas que se oponen a estas medidas, empezando por el creador de la World Wide Web, Tim Berners- Lee, quien comentó que estas acciones pueden considerarse como una violación a los derechos humanos, lo cual representa un peligro para las personas. A pesar que Berners-Lee realiza labores de asesoría en el campo de la accesibilidad a las informaciones de carácter público, piensa que las personas serían muchísimo más vulnerables ya que mucha información de carácter personal de cada quién estaría a merced de las acciones de los funcionarios miembros de estos organismos gubernamentales ingleses. Significaría tener el control total de una sociedad ya que se puede obtener información sobre la intimidad de cada quien, en especial en asuntos de sexualidad.

Estos comentarios realizados por Tim Berners-Lee se hacen posteriormente a la lluvia de críticas que ha tenido que soportar el gobierno inglés después que se pudo conocer su intención de establecer un sistema de vigilancia a todas las comunicaciones que los ciudadanos de este país hagan mediante las redes sociales, empresas de correo electrónico y Skype. Además, se plantea hacer un registro de los historiales de navegación de los usuarios de Internet en Gran Bretaña. Esto permitiría que los funcionarios corruptos puedan conseguir información de cualquier persona a la cual adversen o les impliquen tener problema alguno, dándole la posibilidad de realizar algún chantaje o extorsión.

Debemos recordar que Tim Berners-Lee siempre ha sido el defensor de una Internet sin restricciones y hace un tiempo atrás mencionó que esta libertad en la red peligraba ante el auge de redes sociales como Facebook u otras webs de aplicaciones como la de Apple. Pero esto se ha agravado por el intento de algunos Estados Nacionales en ponerle la mano a la actividad en Internet con el fin de controlar la actividad de las personas dentro de la misma.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla