El gusano Dorkbot sigue siendo una de las amenazas que más está creciendo en América Latina, convirtiéndose así en el generador de una de las mayores botnet de toda la región, según informó la empresa de seguridad ESET.

Este código malicioso se propaga mayormente mediante las redes sociales, y una vez que ingresa a las máquinas, las transforma en parte de una red botnet que ya tiene más de 81.000 equipos zombies en Latinoamérica.

Respecto a los países que más lo están sufriendo, Chile está a la delantera, con el 44% de equipos infectados que forman parte de esta botnet; por detrás está Perú, que cuenta con el 15%; en tercer lugar está Argentina, con el 11% de los equipos infectados. Un poco más abajo están México, con el 6% y Venezuela, con el 3%. Los demás países tienen porcentajes del 2% o menores.

El objetivo de esta red es robar información personal de las víctimas y, por otra parte, realizar ataques de phishing contra bancos. Respecto al robo de información, se detectó que cuenta con un módulo que permite identificar las claves de acceso de los usuarios a servicios como Facebook, Twitter, Hotmail o Gmail. Y una vez que tiene estos datos, el delincuente los utiliza para reenviar la amenaza.

Sobre los ataques de phishing contra bancos, se han utilizado 6 importantes bancos de la región. ESET informó al respecto que esta red logró vulnerar más de 1500 cuentas corporativas, con lo que genera a las empresas desde pérdida de datos o información confidencial hasta mal funcionamiento de la red empresarial.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla