Según un trabajo de investigación que realizaron las empresas Sperling’s BestPlaces y la empresa dedicada a la seguridad informática, Symantec, la ciudad de Buenos Aires es la más riesgosa de Latinoamérica a la hora de hacer uso de Internet ya que las redes de esta urbe suramericana están muy propensas a recibir ataques perpetrados por hackers. En el marco de este estudio se creó un ranking de ciudades donde de manera ordinal se clasificaron a las ciudades de la región por el riesgo que enfrentan al momento de ser afectados por las acciones de los cyber-delincuentes, quedando en primer lugar Buenos Aires, en segundo San Juan de Puerto Rico y en el tercero Bogotá. Para el cuarto lugar se ubicó Sao Paolo, seguida de Río de Janeiro en el quinto.
El sexto lugar fue para Lima, el séptimo lugar para Porto Alegre, y los lugares octavo, noveno y décimo para las mexicanas Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Para la clasificación de esas aglomeraciones urbanas, se tomaron a modo de criterios la penetración de Internet entre los habitantes de las mismas, así como de redes wi-fi, uso de smartphones, maneras de navegación por Internet de la población y los crímenes que se hayan registrado en las redes de estas ciudades.
Esto último fue lo que influyo para calificar a la capital argentina como la más insegura online ya que ha sido muy alta la cantidad de ataques a las páginas web de esta ciudad, asi como la existencia de computadoras que hayan sido controladas por hackers, las cuales se denominan como botnets. Sin embargo, Buenos Aires no es tan generadora de spam como otras urbes y tampoco es donde se producen más intentos para enviar masivamente a otras computadoras, virus o malwares.
Pero a juicio de Symantec, el hecho que Buenos Aires sea la urbe más vulnerable en el ámbito online es porque en la misma hay muchísimas conexiones de banda ancha y que los internautas usan de manera muy intensa a las redes sociales, lugares donde de manera muy fácil un ordenador puede contagiarse con un malware, por lo que se hace necesario que tomen las medidas pertinentes para que este problema se acentúe.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla