Entre los servicios web más importantes que existen en la actualidad, está el e-mail o correo electrónico, el cual es utilizado masivamente para mantener comunicaciones empresariales y personales. La capacidad de adaptarse a los requerimientos del usuario, así como almacenar información importante y listas de contactos, ha convertido a las cuentas de e-mail en objetivos importantes de los ciberdelincuentes.

Una de las tácticas más utilizadas para infectar un ordenador, tomar el control de este, e incluso robar información de una cuenta de correo electrónico, es el envío de e-mail falsos.

Existen varias formas de identificar este tipo de correos. En una lista de reciente publicación -la cual puede visualizarse desde el sitio oficial del laboratorio de seguridad ESET- se sugieren estos puntos para identificar e-mails falsos:

• Sospeche de correos electrónicos que hayan sido enviados de forma masiva, ya que por lo general son spam o poseen algún tipo de malware.

• Si se da cuenta que los contactos a los que se ha enviado el e-mail aparecen en orden alfabético, desconfíe de este correo, ya que es una práctica habitual para burlar los sistemas de seguridad.

• Los e-mails que sean enviados por extraños o usuarios de clientes de correo que no sean conocidos, por lo general son sospechosos de poseer algún tipo se software malicioso.

• Aquellos correos electrónicos que tengan como tema ofertas de trabajo increíbles o muy poco probables, son utilizados como engaño para persuadir a los usuarios a ejecutar algún enlace o programa adjunto.

• Si no se está suscrito a alguna red de noticias o diario, nunca abra enlaces de noticias extrañas o populares enviadas por e-mail, ya que por lo general son correos falsos.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla