El gran incremento de los usuarios de las redes sociales, sumado a la diversidad de opciones disponibles en estas páginas, las convierte en un centro de interés para los ciberdelincuentes, que buscan engañar a los internautas utilizando la Ingeniería Social y así lograr propagar códigos maliciosos para su beneficio.

Como cada una de las redes sociales tiene sus particularidades, en este caso nos vamos a referir a LinkedIn, que se diferencia de las demás por estar enfocada básicamente al aspecto laboral y profesional. Esta red permite conocer todo tipo de información relacionada con los estudios de las personas, sus puestos laborales y la empresa en la que se está trabajando, entre otras cosas, datos que pueden ser utilizados por los criminales.

Así es que la empresa de seguridad ESET brindó una serie de recomendaciones que los usuarios de LinkedIn deberían tener en cuenta para aumentar la seguridad de sus cuentas.

En cuanto al perfil del usuario y la privacidad, una medida de seguridad es buscar contraseñas difíciles de recordar, que no estén relacionadas con fechas de nacimiento ni nada que pueda ser visto en el perfil del usuario y además cambiarlas en forma regular.

También una buena herramienta es considerar quién podrá ver las actividades y la información de nuestro perfil. En este caso hay que limitar la visibilidad de estos datos solo para nuestros contactos e incluso se puede hacer que estos contactos sólo puedan ser vistos por aquellos que el usuario desee.

En la sección relacionada con el correo electrónico, el usuario puede elegir el tipo de mensajes que desea recibir y con qué frecuencia. Para que sea más seguro, lo que hay que hacer es utilizar parámetros propios que disminuyan la posibilidad de riesgo, como por ejemplo limitar las personas que puedan enviarnos invitaciones.

Un cuidado especial se debe tener con la sección de Grupos, empresas y aplicaciones. Acá es donde, por ejemplo, se puede invitar al usuario a pertenecer a algún grupo en particular. Para tener un mayor nivel de privacidad, ESET recomienda desactivarlo. Y más aún desactivar la opción que permite que nuestros datos sean compartidos con aplicaciones de terceros puesto que no sabemos qué uso se puede hacer de esa información.

Finalmente se encuentra la opción Cuenta, en donde están los parámetros relacionados a los avisos publicitarios. Si bien la política de privacidad de la red establece que la información del usuario no se comparte, igualmente se pueden desactivar los anuncios. Esto se logra activando la opción de conexión segura (HTTPS), lo que permitirá que la información que se transmita entre el cliente y el servidor sea encriptada, aunque la activación de esta opción puede afectar el funcionamiento de otras aplicaciones de la red social.

Y por supuesto, que además de todos estos consejos, es importante tener las precausiones que se suele tener siempre, sea red social, correo electrónico o lo que fuere, como no ingresar a enlaces que no se esté seguro de su procedencia, ni abrir archivos dudosos o agragar personas que desconocemos.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla