Una investigación realizada por ingenieros del Royal Military College de Canadá, ha logrado demostrar que puede robarse información de un ordenador y trasmitirla de manera remota, aprovechando una vulnerabilidad del sistema plug & play del protocolo USB. Dicho protocolo es el que permite que los dispositivos USB puedan ser instalados y aceptados por el ordenador sin necesidad de software de instalación.

Durante la investigación se demostró que se puede crear un exploit que puede robar y enviar información del disco duro -utilizando Flash Led, datos de audio imperceptibles o incluso, a través de correo electrónico- convirtiéndose en una verdadera amenaza potencial para nuestros ordenadores y datos.

Según este estudio, es recomendable ser cautelosos con el uso de gadgets USB, ya que éstos en un futuro bastante cercano podrían ser utilizados como troyanos de hardware para ingresar a nuestros sistemas y robar información vital.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla