Las cookies simplemente son pequeños archivos que se almacenan en tu equipo con información acerca de lo que has realizado en las páginas web que has visitado en el pasado. Los datos que contienen las cookies están relacionados con datos del usuario, como las preferencias en la visualización de una página, nombres, contraseñas, direcciones postales, e incluso datos bancarios introducidos previamente. Es útil guardar estos datos, porque así, tu navegador web puede recordarlos, y adaptarse a tus hábitos.

La información contenida puede llegar a ser un arma de doble filo. Si algún virus alojado en nuestro equipo pudiese acceder a dichas contraseñas privadas, o a los posibles datos bancarios, podría suponernos algún que otro disgusto. Es el llamado “spyware”, software malicioso que instalamos de forma involuntaria y que “observa” lo que hacemos. ¡Cuidado!

Ten un buen antivirus instalado en tu equipo para evitar este tipo de situaciones. Y también tienes la opción de borrar las cookies, ya sea por motivos de seguridad, o porque te da la gana ¡Que eres tú el que manda en tu ordenador! Cada navegador, eso sí, genera sus propias cookies (Mozilla Firefox, Google Chrome, Internet Explorer, Opera, Safari…).

Si quieres aprender a eliminarlas en Internet Explorer, no tienes más que seguir estos sencillos pasos:

1. Busca en la esquina superior derecha el icono de “Herramientas” representado con una ruedecita dentada.

cookies

2. Al darle, desplegarás un menú. Haz clic en “Opciones de Internet”.

cookies2

3. Se abrirá una ventana con varias pestañas. En la pestaña “General” fíjate en la zona donde pone “Historial de exploración”. Más abajo hay un botón “Eliminar” que tienes que pulsar.

cookies3

4. Otra nueva pestaña se abrirá. Marca la casilla “cookies y datos del sitio web” y pulsa en “Eliminar”. El proceso puede durar algunos minutos dependiendo de la cantidad de cookies alojadas. Si las limpias regularmente, será mucho más rápido. Es que hay que ser aseado, hombre.

cookies4

Para eliminar las cookies de Google Chrome sigue estos pasos:

1. Abre el navegador de Google Chrome. Pulsa conjuntamente “Control+Mayusculas+Suprimir”.

2. Automáticamente, Chrome abrirá una nueva pestaña con una ventanita pequeña. En el desplegable “Buscar elementos almacenados desde” selecciona “El origen de los tiempos” (que es una forma poética de decir “siempre”), y marca “Eliminar cookies y otros datos de sitios y de complementos”.

3. Pulsa en “Borrar los datos de navegación”. El proceso puede demorar algunos minutos dependiendo de la cantidad de cookies a borrar, como en el caso de IE (aunque, en igualdad de condiciones, Chrome será más rápido… que sorpresa).

cookies5

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla