CISPA puede ver en una empresa muy importante para Internet como su gran aliado y se trata de Facebook, la red social más exitosa del momento que está a favor de este polémico proyecto de ley que le da la autorización al Gobierno de Estados Unidos para acceder a la información de carácter personal de cualquier usuario de Internet, mediante los servicios de alguna empresa que los posea.

En un principio, Facebook estaba en contra de la ley SOPA porque a su juicio restringía las libertades en Internet. Pero ahora ha cambiado de parecer con CISPA, así como Oracle y Microsoft. Esto se hizo público gracias a una carta enviada a la web-site sobre informática The Registrer, donde expresaron que CISPA no les impondría nuevas obligaciones al momento de tener que compartir los datos, siendo esto otra perspectiva o visión sobre CISPA de la que difieren muchas otras personas en Internet. Esta nueva ley está siendo debatida en el Congreso norteamericano pero buscando ampararse en la importancia de garantizar la seguridad en las redes informáticas de esta nación. En este sentido, los proveedores estarían obligados a responder positivamente a cualquier solicitud hecha por algún ente gubernamental de Estados Unidos en cuanto a la información personal de cualquier usuario. Lo que se desconoce es el paradero de dicha información, por lo que se corre el riesgo que algún funcionario corrupto pueda manejar estos datos de manera inescrupulosa. Además, daría el poder al Gobierno estadounidense de presionar o alentar a las empresas a que participen en este intercambio de datos con contratos federales, o presionando a aquellas que no deseen obedecer a esta posible ley. Realmente es un proyecto muy peligroso para los ciudadanos ya que si lo vemos desde una panorámica apuntando hacia el resguardo de la información, esto prácticamente no existiría y la gente queda a merced de las decisiones del Gobierno de Estados Unidos. Abril será un mes fundamental para la discusión y posible aprobación de CISPA y Facebook por darle su apoyo ha recibido muchas críticas. En fin, la libertad en Internet desaparecería bajo el pretexto de la seguridad online y la lucha contra el terrorismo informático.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla