CISPA (Ley de Intercambio y Protección de Información de Inteligencia Cibernética) está a un paso de ser aprobada, por lo que el Gobierno de los Estados Unidos tendría plenos poderes para poder acceder a la privacidad de cualquier ciudadano que a su juicio, haya atentado contra la seguridad en Internet, ya que las empresas que centran sus actividades comerciales en la red estarían obligadas a ceder información de carácter personal de los usuarios cuando así se la soliciten.

Esto ha generado posiciones encontradas dentro del sector ya sea a favor o en contra de la ley CISPA. Podemos empezar con la opinión de la Fundación Mozilla, quienes alegaron que desean mayor seguridad dentro de Internet para todos, pero que esta ley plantea cosas que van más allá de la protección a las redes puesto que los conceptos que manejan sobre ciber-seguridad son muy ambiguos, proporcionándoles amplias posibilidades para manejar la información de los usuarios de una forma indebida tanto al Gobierno como a aquellas corporaciones que justifiquen la necesidad de obtener los datos de algún individuo. Por estas razones, la Fundación Mozilla espera que en el Senado puedan tomarse el tiempo suficiente para discutir todo lo referente a CISPA, junto a quienes la apoyan como a quienes no. Sin embargo, la opinión de esta fundación es una de las pocas que no ha estado a favor de esta ley, porque dentro de las empresas tecnológicas están de acuerdo con CISPA la gran mayoría de estas corporaciones.
Una de estas es Facebook, quien considera necesario hacer intercambiar información sensible sobre aquellas amenazas de ciber-seguridad que puedan afectar tanto a los usuarios como las redes y servidores, por lo que es necesario salvaguardarlos para darles una óptima protección, cosa que a juicio de Facebook se puede lograr con CISPA. Pero hay quienes creen que el apoyo de estas empresas al Gobierno de Estados Unidos no es total, por lo que seguramente le deben estar ofreciendo algo a cambio para que se decidan a favor de CISPA, una ley que tanta polémica ha creado entre los estadounidenses, como también sucedió con la ley SOPA que a la final fue desechada.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla