Flashback, es el nombre de un troyano nuevo que ha afectado a muchos propietarios de computadoras Mac. En sí, Flashback es una especie de virus informático que se enfoca en ocasionar fallas dentro del funcionamiento del sistema operativo Windows. Pero su labor dentro del sistema Mac OS X es otra y consiste en engañar al usuario de la computadora al pedirle que debe introducir una clave especial que es necesaria para realizar la instalación de cualquier software. Por ende, flashback se inserta en la Mac sin ser detectado, algo que con sigue aprovechando los desperfectos que pueda tener el lenguaje Java. Ya van más de 500.000 computadoras de la empresa de la manzana que han sido alcanzadas por este troyano, lo cual ha permitido a los hackers obtener información muy valiosa como números de cuentas bancarias y claves de cuentas de usuario pertenecientes a diversos servicios en Internet. Además, Flashback permite a los cyber-delincuentes hacer la instalación de otros softwares maliciosos para cometer más fechorías.

De esta cantidad de computadoras Mac, la gran mayoría de los mismos se encuentran en el Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. En Apple han llegado a la conclusión que a medida que aumenta la popularidad en el mercado de sus productos, se ha incrementado de manera considerable la cantidad de virus programados para obstaculizar el buen funcionamiento del Mac OS X, el cual es considerado como más estable y seguro que Windows. Sin embargo, se espera que en la nueva versión del sistema operativo de Microsoft (Windows 8) la seguridad para el usuario se mejore sustancialmente.

Prueba de ello es la implementación del filtro Smart Screen, el cual ya estaba en uso dentro de Internet Explorer, avisándole al usuario al momento de ejecutar una aplicación o programa previamente descargado en la computadora que no tenga mucha o muy buena reputación, lo cual podría representar un potencial riesgo para la estabilidad del sistema. Mientras que para impedir la acción maliciosa de troyanos y antivirus, han hecho mejoras para el Windows Defender, el cual protegerá a la computadora en tiempo real usando un filtro de sistema. Mientras que al momento del arranque, Windows Defender establecerá una comunicación con el Windows Secured Boot, de manera que cuando se inicie el sistema no se cargue algún código malicioso.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla