Conectarse a Internet es algo que muchas personas necesitan, sobre todo con la aparición de los dispositivos móviles como es el caso de las laptops, tablets y smartphones, cosa que se ha desarrollado como un hábito entre aquellos individuos que usan Internet de manera habitual. Sin embargo, al viajar en un avión no es posible conectarse a la red, a excepción de algunas aerolíneas que ofrecen el servicio Wi-Fi, pero que trabaja de una manera muy lenta, amén que el precio del servicio es sumamente elevado. No obstante, hay personas que por la necesidad de estar conectados pagan por el servicio.

Pero esto es algo que puede tener solución, al menos en Inglaterra, ya que la empresa Immarsat, que se dedica a la actividad satelital en la nación anglosajona y Honeywell (corporación que fabrica productos de uso aeroespacial) firmaron un acuerdo con la finalidad de crear una solución para lograr la conexión a Internet dentro de los vuelos, lo cual se puede cristalizar bajo el proyecto Global Xpress, con la que a nivel mundial se puede prestar el servicio de Wi-Fi de una manera económica y confiable para cualquier clase de vuelo. En la actualidad hay dos formas de conectarse a Internet desde un avión, bien sea porque las líneas aéreas usan estaciones telefónicas desde tierra o porque reciben señal desde un satélite, siendo la primera la más utilizada pero que es muy lenta y con poco ancho de banda. No obstante, Global Xpress trabajará a nivel satelital, para lo que implementará tres satélites (Inmarsat) que generarán altas frecuencia con el propósito de permitir conexiones de banda ancha desde un avión y viceversa, a un precio módico y con una velocidad rápida. Mientras que Honeywell se encargará de la creación del hardware a bordo para esta red que tendrá un alcance global, abarcando primordialmente antenas para recibir y enviar señales satelitales, con las que los pasajeros se puedan conectar a Internet sin importar la altitud en la que se encuentren y puedan usar un sinfín de aplicaciones, como si estuvieran frente a su computadora, en su casa o en su oficina.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla