Muchas veces las personas cometen el error de compartir sus claves de acceso a sus direcciones de correo electrónico o de sus perfiles de redes sociales con sus amistades o parientes más cercanos, lo que a la larga, debilita la seguridad sobre sus datos o documentos de carácter personal o de interés. Mientras que por otra parte, millones de personas usan una clave con la que abren su e-mails, perfiles de Facebook, Twitter, entre otros servicios online para no tener el problema de obligarse a recordar múltiples password. Estos hábitos negativos del desempeño de un internauta ayudan a los cyber-delincuentes a cometer sus delitos en Internet.
Por esta razón, el gobierno de los Estados Unidos que encabeza el presidente Barack Obama, está conminando a las empresas que hacen vida en Internet a que promuevan la creación de un estándar de seguridad para impedir el robo de la identidad de las personas, con la finalidad que se pueda identificar la verdadera identidad de quienes entran a una web-site. Para ello, cada usuario o usuaria tendría que escoger una empresa que se haga cargo de la administración de su información personal de carácter confidencial al momento de hacer uso de otras páginas webs. Esta empresa por ejemplo, podría ser la proveedora del servicio de correo electrónico de su preferencia.
En este sentido, los servicios de las empresas se vincularían de una manera más fuerte ya que podría pasar que una persona se compre un pantalón en eBay pero con una cuenta de correo electrónico de Hotmail, dando una mayor universalidad al uso de la red. La iniciativa fue planteada por el presidente Obama en la temporada de primavera del año pasado. Pero hasta los momentos no existe un consenso entre el gobierno norteamericano y las empresas online para darle forma a este proyecto y que el mismo entre en marcha. El principal obstáculo que existe para que esto se cristalice son las no muy gratas relaciones que existen entre los gigantes de Internet como es el caso de Facebook y Google o el de Amazon con Apple, empresas entre las que existe una feroz competencia, lo cual retrasará el inicio de lo que hoy es un proyecto que ayudaría a contribuir al disfrute de un Internet menos vulnerable a las acciones de los delincuentes.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla