HP TouchSmart 300-1007

En un segmento muy liderado por la iMac de Apple, HP intenta hacerse un lugar con un equipo económico y con funcionalidades intermedias. Este modelo supera las expectativas básicas que se pueden tener de un ordenador, como la navegación por Internet o el uso de oficina, pero no logra ser lo suficientemente potente como para tareas de edición gráfica o el uso de videojuegos en alta resolución.

Pero empecemos por hablar de su parte estética, muy conseguida por cierto. El paquete incluye un monitor de 20” con pantalla táctil que a su vez viene con el CPU y parlantes integrados, y mouse y teclado inalámbrico, todos de un color negro brillante con detalles en plateado.

La gran practicidad del equipo se ve acompañada por no contar con cables prácticamente, ya que el teclado y el mouse son inalámbricos, el monitor incorpora el CPU y los parlantes, y por ende, sólo se necesita un enchufe para darle corriente al equipo.

La tecnología de ‘Touch Screen’ funciona a la perfección, gracias a la resolución del monitor que es de 1600×900, aunque tiene la principal contra de que se mancha con facilidad al tacto, por lo que habrá que estar limpiándola de forma constante y cuidar de tener las manos limpias antes de interactuar con ella, aunque como siempre, tendremos el teclado a nuestra disposición.

El hardware que incluye es bastante potente, contando con un Microprocesador Athlon II X2 235e, 4 GB de memoria RAM, tarjeta gráfica integrada ATI Radeon HD 3200, Disco Rígido de 320 GB, una unidad DVD-RW y conectividad Wi-Fi compatible con la versión 802.11b/g/n, entre otras tantas características adicionales.

Sin embargo, si deseamos conectar una lectora de Blu-ray deberemos hacerlo de forma obligada a través de una conexión USB del equipo, ya que no permite incluirlo dentro del equipo en sí, algo que resulta bastante negativo para un modelo de estas prestaciones generales.

Sin dudas es un equipo atractivo estéticamente y muy práctico, y que además cubrirá las necesidades básicas de un usuario promedio, pero que por su precio merecería tener una pantalla LCD con Full HD, conector HDMI, la posibilidad de incorporarle una unidad de Blu-ray de forma predeterminada y el no contar con un sistema de autolimpieza o protección para la pantalla, que resultará muy molesto para cualquier usuario que se haga con este equipo.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla