La cuestión de la seguridad en Internet sigue siendo un tema muy preocupante, especialmente para los jóvenes. Según un reciente estudio realizado por ESET en Latinoamérica, el 36,05% de los adolescentes ha sido víctima de algún incidente de seguridad mientras navegaba o utilizaba alguna herramienta en la web.

La recepción de material con contenido ofensivo fue lo más reportado entre los usuarios encuestados (20,2% contestó que lo había padecido). A este hecho le siguió el robo de información personal (15,2%), y en tercer lugar, la suplantación de identidad (aproximadamente el 14%).

Un tema que preocupa es que sólo el 11.5% de los jóvenes les diría a sus padres la existencia de estos incidentes. En este contexto, el 40,4% de los adolescentes dijo que en realidad son ellos los que deben aconsejar a sus padres cómo cuidarse en la web mientras que sólo el 7,10% dijo que son sus padres quienes les dan algún consejo. En un alto porcentaje (22,6%) nunca se establece una comunicación.

En cuanto a la escuela, casi el 60% de los adolescentes confirmó que nunca recibieron consejos de cómo protegerse en Internet en el establecimiento educativo al que concurren.

Finalmente, respecto a lo que harían si recibieran algún ataque, casi la mitad señaló que lo bloquearía inmediatamente (el 43,1%), y otro alto porcentaje (39,6%) dijo que usarían los elementos que ponga a disposición la web involucrada en el ataque.

Hay que tener en cuenta que hoy en día los niños y adolescentes utilizan continuamente las herramientas informáticas. Por eso los padres deben formarse también en estos temas y así poder educar a sus hijos no sólo para saber cómo actuar frente a estas circunstancias sino, y sobre todo, para saber cómo preverlos.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla