En Europa, el software para la persecución de la pornografía infantil, Nordic, ha ayudado a que los diversos cuerpos policiales del viejo continente haya podido detener a casi un centenar de presuntos pedófilos que mediante Internet manejaban archivos con contenido pornográfico muy fuerte y denigrante, donde se podían observar a infantes siendo agredidos sexualmente por adultos. Este es un programa que ha sido facilitado por Europol, el cual ha brindado resultados satisfactorios.

Un ejemplo de ello es lo conseguido en España mediante la puesta en práctica de la operación Adriano, con las que pudieron detectar conexiones on-line de las que se sospechaba que se usaban para actividades vinculadas con la pornografía infantil, las cuales se ubicaban en todas las comunidades autónomas españolas en donde se detuvieron a cerca de 20 pedófilos, capturando a 17 más que se encargaban de distribuir y comercializar esta clase de contenidos obscenos. Sin embargo, las tareas ahora se centran en saber la identidad de los niños y niñas que aparecen en estos videos y si cualquiera de estos arrestados son autores de las agresiones sufridas por los infantes. Muchos de estos individuos tienen más de 30 años de edad y que se dedican a diversas profesiones como cualquier persona, dedicándose por semana a descargar en promedio 5 archivos con estos contenidos. Nordic funciona de manera similar a Gnuwatch, puesto que ayuda a la policía a mostrar dentro de un mapa, la conexión empleada por aquella persona que se sospeche como un pedófilo, trabajando como si fuera un GPS, ayudando a los agentes a detener a estas personas en el menor tiempo posible.

Por otra parte, en México se sentenció al ciudadano Mauro Rodrigo Hernández Torres a 29 años de cárcel y al pago de una multa de 207 mil 900 pesos por cometer delitos relacionados con este flagelo de la pornografía infantil, condena impuesta por un juez federal de la nación azteca y exigida por la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas. Esto sucedió gracias a que Hernández Torres se encargó de inducir a una menor de 18 años a que hiciera actos exhibicionistas y sexuales, asi como dedicarse a almacenar videos e imágenes que tienen que ver con pornografía infantil.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla