mentira-cura

Cada día es más común encontrarnos con noticias que son creadas con la finalidad de atraer la atención de los usuarios de redes sociales e internautas, para generar tráfico o simplemente, para crear matrices de opiniones que fomentan la compra de un artículo determinado (posts publicitarios). Dichas noticias o artículos, son creadas de tal manera que captan al público con un fin comercial específico, utilizando información falsa o parcialmente cierta, creando una confusión que es aprovechada para ganar dividendos por parte de las personas inescrupulosas que realizan este tipo de prácticas, jugando con las creencias y esperanzas de las personas. Una de estas noticias, promete la cura definitiva al cáncer. Como era de esperarse la noticia se propagó de forma viral, llegando a millones de personas alrededor del mundo, afirmando que el jugo de limón (y en algunos casos, una mezcla de este jugo con bicarbonato de sodio), puede curar de manera definitiva esta enfermedad.

La simple idea de curar el cáncer con un remedio natural y sin crear daños colaterales o efectos secundarios dañinos, es un sueño hermoso para la población mundial. Desafortunadamente, muchas personas juegan con los sentimientos de los pacientes y familiares de personas afectadas por esta enfermedad, para vender productos relacionados con el tema, que por lo general son un engaño o estafa. A continuación, demostraremos como esta noticia es una verdadera farsa que se encuentra circulando por internet.

Demostrando el engaño

CADENA-CURA

Lo primero a tomar en cuenta para desmentir un artículo falso de este tipo, es como se encuentra redactado. Podemos notar que en el artículo de la cura del cáncer con jugo de limón (y bicarbonato de sodio en la versión en portugués) cuenta con ciertos elementos que lo hacen destacar como un engaño. Primeramente, se encuentra redactado como un rumor o chisme, ya que centra su descripción como el desmembramiento de una conspiración por parte de las grandes empresas farmacéuticas del mundo. Además, debemos decir que durante todo el texto se encuentran incoherencias y por si fuera poco, finalizan el artículo con una propuesta de venta de un libro que nos permitirá curar el cáncer con dicha mezcla cítrica.

Entre las afirmaciones falsas más curiosas del texto de dicha noticia, se encuentra la frase que dice que el juego de limón es capaz de curar todos los tipos de cáncer existentes y que es 10000 veces más potente que la quimioterapia. Esto es virtualmente imposible, ya que existen diferentes tipos de cáncer y varias fases de la enfermedad, observándose comportamientos y evoluciones diferentes en cada caso, de modo, que obtener una cura milagrosa para todos los tipos de cáncer está por los momentos fuera de nuestras manos. También, debemos destacar que si la quimioterapia deja débil al paciente, imagínense lo que hará un producto natural que supuestamente es 10000 veces más potente, dejaría a la persona casi inmóvil, lo que hace pensar que el remedio sería peor que la enfermedad, aunque los redactores del texto afirman que no presentará efectos secundarios, entonces cómo explican la potencia del jugo de limón ante las células malignas (que por cierto, supuestamente sólo ataca a estas células).

También, aparece en el texto que algunos afirman que es la cura definitiva, pero no los nombran, o sea, debemos confiar en una frase que nombra a “algunas personas”, nos parece algo fraudulento. Asimismo, dicen más adelante que la fuente de la información es un empresario farmacéutico grande y que ha hecho estudios con esta mezcla desde la década de los 70’s en 12 oportunidades de manera exitosa. Nos preguntamos, en 40 años sólo hizo 12 pruebas? Y si fuese cierto, al ser un empresario grande, no estaría involucrado en la supuesta conspiración?, entonces por que actúa ahora?, ya no tiene interés económico para crear una solución sintética y decide simplemente liberar la cura?

Otro punto sospechoso es que al finalizar el texto incita a los lectores a compartir la información (una técnica muy común para propagación viral) y por si fuera poco, promueven la venta del libro “Como luchar contra el cáncer y ganar” y como extra colocan una advertencia en donde recomiendan ir al médico y realizar una consulta profesional. Ahora, nos preguntamos, si la cura milagrosa es efectiva, por qué buscar ayuda médica extra?. Pareciera que es una manera de lavarse las manos, ante eventuales muertes por negligencia e incitación a dejar tratamientos tradicionales como la quimioterapia.

Si bien es cierto, a lo largo de los últimos años se han realizado estudios con cítricos, que indican que puede mejorar el tratamiento anticanceroso, las pruebas sólo han sido probadas en ratones y no escaladas en humanos, por lo tanto, no se puede decir si los cítricos ayudarán al enfermo a mejorar. Por demás está decir, que el consumo de cítricos es bueno y saludable, pero no es la panacea para eliminar una de las peores enfermedades en la historia de la humanidad.

De manera, que si se decide probar cualquier tratamiento alternativo para combatir el cáncer, según nuestra óptica, debe combinarse con el tratamiento médico para no empeorar aún más el estado de la persona afectada. Sobre todo, si se trata de tratamientos alternativos (de un crecimiento exponencial en los últimos años), ya que al ser naturales no interfieren (o no deberían hacerlo), con el tratamiento sintético, en el peor de los casos, no ocurriría nada y mejorará nuestra reserva de vitamina C (en el caso del jugo de limón).

jugo_de_limon_bicarbonato_1Concluyendo

Podemos concluir de manera contundente que el jugo de limón y el bicarbonato de sodio, no son la cura definitiva al cáncer, ya que si bien algunos estudios incompletos sugieren que los cítricos podrían mejorar el tratamiento, no los convierte en una cura definitiva a la enfermedad.

Como reflexión, podemos decir que este tipo de engaños son sumamente peligrosos y que son prácticas a nuestro entender, bastante crueles con las personas que padecen esta enfermedad, ya que los incita a probar un medicamento alternativo que no los curará definitivamente y los expone a dejar el tratamiento médico, acelerando la evolución de la enfermedad. Definitivamente, es un engaño que debemos desmentir con autoridad, para que este tipo de acciones no perjudiquen a más personas.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla