Hay que estar atentos al navegar por Internet o si se administra una web-site o un blog, puesto que la mayoría del tráfico online a nivel mundial no es generado por humanos. Según la corporación Incapsula, que presta servicios en la nube, el 51% del tráfico en Internet es generado por softwares que de manera automática tienen programadas labores con fines maliciosos o delictivos, las cuales básicamente consiste en la sustracción de datos de tarjetas de crédito o de espionaje digital.

Estas cifras se pudieron obtener tras estudiar las estadísticas de tráfico de al menos 1.000 web-sites que tienen un promedio de entre 50.000 a 100.000 visitas por mes, llegando a la conclusión que un 19% de los delincuentes en Internet realmente son programas espías que son conocidos de manera coloquial como cookies, los cuales buscan robar datos para usarlos en campañas de mercadeo de productos, es decir, no son humanos. Además, un 5% son herramientas usadas por hackers con la finalidad de robar datos personales, infectar miles de computadoras con malwares, o atacar web-sites para que estén bloqueadas y no puedan prestar servicios.

Otros delincuentes virtuales son los ladrones de contenidos, que en el idioma inglés se denominan scrapers, unas páginas web que han obtenido contenidos diversos de forma ilícita, los cuales han recibido grandes cantidades de visitas y que son presentados en estas páginas criminales, con lo que se busca recibir ingresos mediante la publicidad. Y de último están los correos basura, con los que cualquier incauto puede ser víctima de un virus informático.

Sin embargo, la otra parte de este tráfico que no es generado por humanos es beneficiosa para la red, ya que viene de los motores de búsqueda que de forma constante organizan la información, indexan nuevas páginas, entre otras cosas, lo cual nos ayuda a encontrar la información en el menor tiempo posible. Internet es como cualquier lugar a donde se puedan correr riesgos, por lo que hay que tomar las previsiones del caso para evitar ser víctimas de cualquier actividad ilícita que ayude a los delincuentes a obtener datos, dinero, o alterar el funcionamiento de cualquier computadora con algún virus.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla