Nokia 5130 XpressMusic

Sin aspiraciones muy elevadas, el Nokia 5130 pretende ser un móvil para los adolescentes y jóvenes de la actualidad, que busquen principalmente un celular que les agrade a nivel estético y contenga, más que nada, una excelente capacidad como reproductor de música.

Pues bien, esos son los dos factores que mejor se congenian en este modelo, un dispositivo sencillo pero al mismo tiempo muy agradable en varios de sus aspectos.

El diseño mantiene la estela clásica de Nokia, teniendo el teclado en pantalla en forma de un solo bloque al mismo tiempo que hace uso de una robustez que se denota en ancho y profundidad.

Aún así es un equipo ultraliviano, que pesa tan sólo 88 g con batería incluida, algo que es de destacar. Su pantalla es de 2”, con una resolución de 320 x 240 píxeles QVGA y hasta 256.000 colores en la misma. Dicha pantalla ubica la parte superior de la parte frontal, dejando alrededor del 50% de la misma para el considerable teclado, que resulta cómodo y acompaña la estética general del modelo.

La parte trasera del equipo goza de un acabado excelente, muy detallista y original, con un dibujo en la parte inferior en forma de cuadriculas, que también ocupan toda la contratapa, salvando por el espacio dejado para la lente de la cámara, ubicada en la parte superior y al centro dentro de un halo blanco, como es habitual en estos modelos.

Los colores de comercialización son básicamente dos, el rojo y el azul, siempre combinados con el color negro de la carcasa y el teclado.

Pasando ahora a sus funcionalidades, tenemos que mencionar la cámara integrada, que es de 2 MP con zoom digital de 4x y muchas posibilidades de configuración y edición posterior vía software propio del equipo.

La misma permite grabar vídeo con una resolución de 176 x 144 píxeles y en hasta 15 fps, con zoom digital de 4x para vídeo, valores algo descuidados para el precio del modelo.

Pero donde destaca el equipo es sin duda en su capacidad como reproductor musical, soportando formatos como MP3, AAC, WMA y WAV, entre otros, además de contar con la tecnología XpressMusic de Nokia, que no es poca cosa, y nos permitirá gozar de la mejor calidad de sonido en cualquier lugar, y más aún, si utilizamos los auriculares por Bluetooth compatibles.

A ello hay que sumarle el conector de 3,5 mm incluido, que permitirá la utilización de un auricular de forma separada al puerto USB, dejando libre al mismo y permitiéndonos, en caso de no contar con los auriculares Bluetooth, escuchar música mientras cargamos la batería del equipo, por decir una posibilidad. Esta versatilidad siempre ha sido insignia de Nokia, y no podía faltar en este modelo.

Podemos también reproducir archivos de vídeo en formato MP4 y 3GP, cosa que nos permitirá visualizar vídeos cortos con buena comodidad gracias a la pantalla del equipo.

La conectividad es un punto a favor, contando con Bluetooth 2.0 y un puerto MicroUSB 2.0 de alta velocidad para la transferencia de archivos de forma rápida y segura.

Por último, la capacidad de almacenamiento se ve algo limitada, ya que si bien tenemos la posibilidad de expandir los limitados 30 MB de memoria interna que dispone con una tarjeta MicroSD de hasta 2 GB, dicho espacio tendría que ser de por lo menos unos 4 GB, más que nada por el precio del modelo y teniendo en cuenta que es bastante actual.

Sin mucho más que agregar, un modelo vistoso y con una capacidad como reproductor de sonido verificada, pero con algunas falencias importantes, como la poca capacidad de expansión de almacenamiento y el precio, que ronda los $800 ARG ya liberado para utilizarlo con cualquier compañía, y en verdad, por lo que ofrece y por lo que muestran sus competidores, parece demasiado excesivo.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla