El Gobierno de Irán ha sido víctima nuevamente de un ataque informático. En esta ocasión, las web-sites de la empresa de petróleos de Irán, NIOC, así como la del ministerio de Petróleo de esta nación islámica, fueron afectadas por un virus que afecto el funcionamiento del terminal principal de estas empresas, ubicado en la isla de Jarg del Golfo Pérsico. La programación de este virus le permite destruir cualquier disco duro con sus respectivos ficheros. No obstante, solo se pudo afectar los datos de pocos usuarios. Este cyber-ataque obligo al Gobierno de Irán a desconectar las computadoras que forman parte del sistema de control del petróleo de este país, para que esta terminal petrolera no sufriera más daños. La importancia de esta terminal de Jarg es que por aquí sale el 90% de las exportaciones petroleras de este país, pero este suceso no afectó la venta de petróleo iraní a sus respectivos clientes. Con este virus, se perdieron datos de algunos servidores pero el daño no fue de grandes magnitudes.

Desde hace tiempo, Irán ha sido receptor de ataques de este tipo y el Gobierno los ha atribuido a Israel y Estados Unidos, países que se han declarado como enemigos de Irán. En el año 2010, miles de computadoras industriales iraníes se infectaron con Stuxnet, un virus que se diseño con el propósito de destruir estas computadoras para que la nación islámica retarde la consolidación de su programa nuclear con fines pacíficos. En esa ocasión, con Stuxnet se consiguió la destrucción de los motores de las centrifugadoras empleadas en el proceso del enriquecimiento de uranio. Sin embargo, Irán comentó en esa oportunidad que el programa nuclear seguía desarrollándose sin contratiempo alguno.

Recordemos que Irán está desarrollando un programa nuclear que según los islámicos solo tiene fines pacíficos pero que ha sido cuestionado tanto por Estados Unidos, como por Israel, aparte de otras naciones del mundo árabe ya que piensan que Irán podría estar a un paso de desarrollar armas nucleares. Por ende, parte de la marina de guerra estadounidense está en torno al estrecho de Ormuz como una forma de presionar a Irán.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla