Una dirección URL corta, es una dirección web con menos de 30 caracteres. Son muy populares en enlaces que aparecen en redes sociales, como por ejemplo Twitter, y se emplean para no tener que utilizar una dirección extensa en un enlace a una web o noticia de interés general. Es así como el usuario es redireccionado a la página web original, en donde se encuentra la noticia o nota de interés.

El problema radica en que, no sólo pueden direccionar a una página benigna, sino que también pueden hacerlo hacia una página con código malicioso. De esta manera, el atacante se siente más seguro, ya que el usuario no puede ver el dominio al cual está accesando, y por lo tanto, no puede predecir si la página web es benigna o no.

Afortunadamente, hay maneras de evitar caer en este tipo de ataque, que cada vez se hace más popular en las redes sociales. Una de las formas más extendidas de evitar caer en esta trampa, es utilizando Mozilla Firefox o algún browser derivado. Sólo debemos instalar la extensión conocida como Long Url Please. Así, podremos ver la dirección completa del enlace, con tan sólo ubicar el puntero del ratón por encima del enlace al que deseamos acceder. Conociendo la dirección completa y el domino de la página web, es mucho más sencillo decidir si ingresamos, o no, al sitio web que se nos presenta en el enlace.

Esta interesante extensión soporta unas 80 compañías de reducción de URL, por lo cual es una herramienta bastante aceptable para evitar caer en este tipo de ataque informático, siempre y cuando estemos utilizando el browser Firefox.

Si desean instalar esta extensión para Firefox, pueden hacerlo directamente desde la página web oficial de Long Url Please.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla