La ONU podría tener muchísimo control sobre el uso de Internet de aprobarse en Ginebra, Suiza, un tratado para darle más poderes a la Organización de las Naciones Unidas para controlar a la red. Esto es algo que se iniciaría el lunes 27 de febrero y de aprobarse, se derogaría la Regulación de Telecomunicaciones Internacionales que está vigente desde el año 1988 y que fue firmada por 114 países en Australia para promover la interconexión y la interoperabilidad de las infraestructuras de telecomunicaciones a nivel mundial, con el propósito que se presten de una manera accesible los distintos servicios que a la sociedad global pueda ofrecer este sector.
Esta medida a tomar por la ONU obedecería a que muchos gobiernos ven en la Internet una amenaza a la estabilidad de las naciones que dirigen, viendo que la Internet no puede ser tan abierta para sectores que pudieran promover el terrorismo y generar hechos violentos y podría ser una realidad para finales de este año. Todo esto ha sido reflejado por el rotativo estadounidense The Wall Street Journal. Uno de los aspectos que podría considerarse desfavorables para el público en esta resolución, es la posibilidad que tendrían las trasnacionales de la comunicación de poder cobrar por el tráfico internacional de visitas que pueda recibir una web, consiguiendo así un Internet con más restricciones pero que genere ingresos económicos para unos pocos. Por otra parte, no es de extrañarse que habrían organismos encargados para gestionar todo lo que tiene que ver con la Internet como sería el caso de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet, la cual tendría a cargo la supervisión de las direcciones IP a nivel mundial.
También, el tráfico tendría una serie de condiciones que no harían que el mismo sea tan libre como lo es en este momento. Esta medida de la ONU reforzaría acciones como es el caso del Acuerdo Comercial contra las Falsificaciones que firmaron las naciones de la eurozona hace poco más de un mes, en donde se consagró la necesidad de proteger la propiedad intelectual a nivel internacional, lo que contemplaría multas por infringir esta ley y hasta penas de cárcel para quienes la violen. Pero lo importante es que de aprobarse esta resolución en la reunión planteada para estos fines en Dubai a final del 2012, Internet no será tan libre como antes y los usuarios perderían la posibilidad de navegar de una manera espontánea en la red.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla