Según un análisis publicado por Kaspersky Labs, la infección de los ordenadores de la región de América Latina, ha tenido un aumento considerable, siendo los países más afectados: Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Perú, República Dominicana, Puerto Rico y Uruguay.

Entre los principales programas de código malicioso que elevaron infecciones en el primer trimestre del 2010, se encuentra el Zero Day que aumentó 28% respecto a las infecciones con las que contaba en la región en el primer trimestre del 2009, reflejando la evolución de los ciberdelicuentes para mejorar sus software maliciosos con el fin de evadir los antivirus.

Entre otros programas de código malicioso que se encuentran altamente distribuidos en Latinoamérica, podemos destacar Net-Worm.Win32.Kido.ih, que se ha multiplicado a velocidad astronómica. También, se encuentra el peligroso troyano Trojan.Win32.VB.zqk, que permanece oculto y es utilizado para robar todo tipo de contraseñas.

Otra de las amenazas preferidas por los ciberdelincuentes en América Latina, son los falsos antivirus, que realizan una detección falsa y persuaden al incauto usuario a descargar un archivo, o a pagar una licencia para realizar una falsa desinfección y luego no prestan el servicio, convirtiéndose en una mega estafa que se propaga a velocidad impresionante. Los principales archivos utilizados para este fin son: Packed.Win32.Krap.ao, Packed.Win32.Krap.ai y Packed.Win32.Katusha.e.

Podemos ver, que el crecimiento del malware en la región va en aumento y que la tendencia de los delincuentes informáticos en Latinoamérica tiene, por lo general, dos blancos principales: el dinero de los usuarios o información estratégica, como contraseñas o datos personales.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla