El mes de marzo fue el que eligieron los ciber-delincuentes para aumentar sus ataques a las redes sociales, principalmente Twitter y Facebook, y a los dispositivos móviles, en particular a la plataforma Android de Google, según dio a conocer la compañía de seguridad Eset.

Respecto a Android, uno de los ataques más fuertes se dio a través de la distribución de aplicaciones maliciosas por Android Market, la tienda online que utilizan los usuarios de este SO que quieren, básicamente, descargar e instalar aplicaciones gratuitas o pagas.

La cuestión que más nos interesa en este caso es que se encontraron 21 aplicaciones maliciosas que se podían descargar desde el Android Market, y que solamente en 4 días se descargaron en 50.000 oportunidades. Entre algunas de ellas estaban Advanced Currency Converter, Chess, Falling Down, Spider Man, Super Guitar Solo y Super Ringtone Maker.

¿Qué sucede cuando se descargan estas aplicaciones? El código malicioso que infecta el equipo pone en riesgo la información personal del usuario y del dispositivo (entre otras cosas, lo que se conoce como IMEI, que es la Identidad Internacional de Equipo Móvil) ya que reenvía estos datos a un servidor remoto.

En cuanto a las redes sociales, uno de los mayores ataques en que se vio inmiscuida Twitter fue a través de un enlace malicioso distribuido entre los usuarios. Cuando se ingresaba a este link, el que prometía informar quiénes habían ingresado al perfil del usuario, se solicitaba una autorización para poder instalar una aplicación, y a partir de ahí se iba distribuyendo a todos los contactos de la víctima, armando una cadena sin fin. Se llegaron a hacer hasta 159 clics por minuto en este enlace malicioso.

Para Facebook, el problema principal fue un ataque de scam el que consistió en que, a cambio de reenviar dos mensajes por los que el usuario tenía que pagar un costo determinado, le daban la contraseña de una cuenta que la víctima quisiera.

No caben dudas de que el crecimiento tanto de las redes sociales como de los dispositivos móviles produce un mayor interés en los delincuentes por estas plataformas. Obviamente será necesario estar atentos, especialmente en no descargar aplicaciones en forma indiscriminada

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla