Samsung LN40A550

Siguiendo la línea de diseño clásico de la marca, nos llega este modelo LN40A550, un TV LCD de 40” con FullHD, que forma parte de la serie 5 de Samsung. Es un equipo bastante convencional en cuanto a estética se refiere, que lustra un negro brillante tanto en la carcasa rectangular como en el pie de apoyo, que es de forma circular. En la parte inferior de la pantalla nos encontramos con la típica línea de plástico transparente que sobresale y se iluminará en color azul cuando encendamos el equipo.

Podría decirse que es simplemente un LCD de 40” con FullHD, pero que mantiene el mismo diseño que en series anteriores, contando solo con el aumento del tamaño de la pantalla como principal atributo.

La resolución máxima permitida es 1080p, es decir, de 1920 x 1080 píxeles, mientras que el Contraste Dinámico es de 40000:1, uno de los mejores aspectos que ofrece la marca. Por su parte, el ángulo de visión se mantiene en 178º para ambos laterales, lo que permitirá visualizar la pantalla sin pérdida gráfica sin la necesidad de tener que estar frente a la misma.

En relación al tiempo de respuesta, el mismo es de 5ms, que si bien es aceptable, se queda algo acotado frente a los 2,4 ms que ofrece el LG Scarlet de 32”, por ejemplo. Los dos parlantes serán invisibles y disponen de una potencia de 10 W de salida cada uno.

Pasando a las entradas, nos encontramos con la comodidad que brinda Samsung al incluir algunas en el lateral del equipo, y luego si una amplia variedad de opciones en la parte posterior. En dicha parte trasera nos encontraremos con dos entradas HDMI, una DVI, otra RGB para conectar un cable VGA a la PC y la correspondiente entrada de audio, un entrada AV para el cable RCA convencional, dos conexiones por video componentes y la entrada para la antena de TV. En el lateral del equipos nos topamos con una tercera entrada HDMI, una conexión USB, otra entrada AV, conectividad para auriculares y hasta una entrada para S-Video.

El precio de este modelo ronda los $7100 ARG, un valor aceptable para un equipo de una marca tan prestigiosa en LCD como lo es Samsung, y que dispone de una gran cantidad de opciones de configuración. Sin embargo, la diferencia por un LCD de 42” es mínima y algunos detalles, como el tiempo de respuesta, lo poco delgado que resulta y un diseño bastante convencional para un equipo de este tamaño son puntos que podrían frenar la compra de este modelo en relación a otra opción con mejores prestaciones.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla