Samsung S5600

Es un modelo que sigue la línea de diseño de los móviles ‘TouchScreen’, es decir, con una carcasa negra redondeada, tres botones de acceso rápido y una parte frontal cubierta prácticamente por toda la pantalla.

En prestaciones resulta un equipo muy completo, y en especial, otorga mucha comodidad a sus usuarios. La pantalla de 2,8” con una resolución de 240 x 320 píxeles resulta cómoda para los dedos, y permite la introducción de datos de forma más rápida que con un stlylus tradicional.

La misma posee acelerómetro integrado, lo que permite utilizarla de forma vertical también, siendo útil esto último para visualizar vídeos en formato panorámico y aprovechar así todo el ancho de la pantalla.

Pero también es un móvil potente y que cubre la gran mayoría de necesidad que tienen los usuarios que buscan un smartphone. El reproductor de MP3 es ágil gracias a la función táctil de la pantalla, y permite cambiar de temas con mucha fluidez, organizar álbumes y crear listas de reproducción. Soporta formatos como el ya mencionado MP3 y también AAC, WAV y WMA, entre otros. Además, en el apartado musical, tenemos que mencionar la Radio FM Stéreo con RDS integrada, una función que se va perdiendo en los equipos más modernos.

La reproducción de vídeo, como dijimos, se ve beneficiada por el acelerómetro de la pantalla, que en conjunción con unos auriculares Bluetooth nos puede otorgar una calidad realmente inigualable.

Como puntos negativos podemos de su capacidad multimedia podemos nombrar la cámara, que si bien cuenta con 3,2 MP, flash LED, detección de sonrisa y grabación de vídeo a 15 fps, no demuestra una gran definición en las fotografías que no utilicen flash o donde haya poca iluminación, además de contar con una calidad en general poco aceptable.

Pasando a la conectividad nos encontramos con un faltante muy importante, ya que si bien dispone de Bluetooth 2.0 y un puerto MicroUSB 2.0 de alta velocidad, no cuenta con Wi-Fi, lo que limita en grande su potencial.

De lo que si dispone es de A-GPS, pero como sabrán, es un servicio pago ya que es guiado por la red y necesita, por ende, conexión a Internet para ser utilizado, a diferencia del GPS tradicional que es gratuito.

La posibilidad de utilizar la función ‘Google Maps’ resulta bastante agradable, en especial por el tamaño de la pantalla y la buena respuesta al tacto que posee.

Por último, aclarar que su memoria interna es de tan solo 80 MB, pero puede ampliarse hasta 8 GB con una tarjeta MicroSD.

Su precio ronda los $950 ARG, un valor por demás aceptable y que hace entendible la falta de Wi-Fi, no así, la calidad de la cámara y de un conector de 3,5 mm para auriculares.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla