Con el modelo Lcd32xh6b, Sanyo se convierte en una de las tantas opciones que tienen los usuarios en TV LCD de 32” con HD. Sus principales características son ofrecer un rendimiento muy similar al de los equipos rivales y mantener un precio muy razonable.

Se trata de un equipo con un diseño algo anticuado, bastante robusto y que esta bastante alejado de los modelos compactos que ofrece LG con su Scarlet II, por ejemplo. Sin embargo, logra mantener una gran cantidad de prestaciones presentes en las pantallas de marcas competidoras, y por eso mismo vale la pena detallarlo con un poco más de énfasis.

Como dijimos, es un TV LCD con soporte para HD, lo que significa que permite una resolución máxima de 1366 x 768 píxeles, o 720p, y también para 1080i, como es habitual. Además, es Trinorma, cubriendo las regiones Pal-N, Pal-M y NTSC, lo que permitirá utilizar el equipo con consolas de videojuegos o dispositivos externos de otros países, por ejemplo.

Sus prestaciones incluyen un brillo de 500 cd/m2, de igual nivel que el de sus competidores, un Contraste Dinámico de 11000:1 y un tiempo de respuesta de 8ms, siendo estos dos últimos valores algo negativos si tomamos en cuenta las propuestas de LG y Samsung, entre otros.

Las conexiones son amplias en posibilidades, al contar con dos entradas HDMI, conexión RCA, conexión para video componente, un conector para S-Vídeo, un puerto RGB para la conexión con un cable VGA y la típica entrada para antena de TV, entre lo más destacable.

Como podrán notar por sus características, es un equipo bastante completo y que cumple en cuanto a prestaciones lo básico que se puede requerir de un TV LCD con HD.

Su precio ronda los $3450 ARG aunque puede conseguirse algo más barato, siendo Sanyo una marca que esta en continúa promoción en cadenas de electrodomésticos de mucha popularidad en nuestro país, y por ende, partiendo de un precio relativamente bajo, podemos llevarnos un producto de calidad, con un año de garantía oficial y que cumplirá de forma satisfactoria su funcionalidad, pero que lejos estará en cuanto a diseño y tecnología de lo que ofrecen las marcas de la competencia y sus respectivos modelos, como la línea Scarlet de LG o la Bravia de Sony, aunque, claro está, con precios bastantes superiores al de este modelo.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla