Los programas maliciosos para dispositivos móviles están siendo detectados cada vez con más frecuencias, en especial los que se relacionan con el sistema Android. Según determinó un reciente estudio realizado por la empresa de seguridad Kaspersky Lab sobre el mes de agosto, el 24% de los malwares que se detectaron en plataformas móviles corresponden justamente a Android.

En lo que respecta a las amenazas para smartphones (sin J2ME) encontradas en un año (desde agosto de 2010 hasta agosto de 2011), el 85% tienen como destino la plataforma Android.

Incluso la compañía detectó que se han hecho 628 modificaciones de distintos malwares para Android desde la aparición de FakePlayer, el primer programa malicioso creado para esta plataforma aproximadamente un año atrás.

El objetivo de la mayoría de estos programas maliciosos (un 99%) que son dirigidos a las plataformas móviles es el de lucrar en forma ilegal directa o indirectamente. Un ejemplo de esto es el troyano Nickspy, el que una vez que infectó el dispositivo, permite guardar registros SMS, datos de las llamadas e incluso grabar las conversaciones de las víctimas y luego enviar estas charlas en forma de ficheros de sonido al servidor del ciberdelincuente.

En cuanto al resto de los malwares (que sería un 1%) apuntan a perjudicar a los dueños de los dispositivos móviles a través del envío de mensajes ofensivos a la lista de contactos existente.

Un caso puntual de este tipo es el troyano Dogwar, el que aparentemente fue hecho por individuos afines a la organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales). Estos delincuentes crearon un código malicioso que envía el siguiente mensaje a la libreta del dispositivo: “I take pleasure in hurting small animals, just thought you should know that”.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla