Las nuevas tecnologías son las que más están siendo objeto de preocupación en las empresas y es por eso que, en la mayoría de los casos y a pesar de la problemática económica, es en ese sector en donde más se están aumentando las inversiones en materia de seguridad de la información, según la encuesta anual de seguridad que la consultora Ernst & Young presentó, en la que participan 1.600 ejecutivos de 56 países.

Uno de los temas clave que está cambiando el entorno empresarial es que sigue aumentando la tendencia de acceder a la información en cualquier lugar y momento. Esto hace que en estos últimos años sean más quienes utilizan proveedores de servicios como Cloud Computing, Web 2.0 y redes sociales en general. De esta manera, y a partir de esta mayor utilización de estos servicios, el 60% de los empresarios entrevistados prevé un incremento del nivel de riesgo.

La fuerza de trabajo móvil es uno de los protagonistas de la tendencia. Al utilizarse dispositivos móviles como notebooks, tablet PCs, smartphones, etc., los usuarios pueden acceder a información crítica desde cualquier lugar y momento. A partir del aumento de esta movilidad, el 52% de los encuestados ven este factor como un mayor generador de riesgos de fuga de datos y el 50% prevé invertir el próximo año para evitar este tipo de acciones.

Otro de los factores que está en la mira, es el aumento del uso de redes sociales y sitios Web 2.0 como parte de medios utilizados para el trabajo. Sin embargo, solamente el 34% de los ejecutivos encuestados incluyen actualizaciones de información sobre los riesgos asociados con las redes sociales.

Entre las causas por las que los encuestados decidieron integrar cada vez más la seguridad en la organización, el 56% lo hace para cumplir con las regulaciones, el 53% para proteger la reputación y la marca y el 45% la privacidad de gestión y proteger la información personal.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla