A partir del día 13 de julio del presente año, las versiones de Windows XP SP2 y Windows XP 2000 quedarán oficialmente descontinuadas por parte de la compañía Microsoft. Esto se traduce, en la eliminación del servicio de soporte de seguridad para estos populares sistemas operativos, es decir, no se podrá descargar actualizaciones de seguridad para estas versiones de Windows.

Por lo cual, es conveniente tomar medidas a tiempo para evitar que nuestros ordenadores queden sin soporte de seguridad. Lo menos traumático -para usuarios estándar de Windows- sería dar el salto al Windows XP SP3, ó directamente a Windows 7. Otras opciones que pueden tener los usuarios, es utilizar otros sistemas operativos alternativos, como puede ser Linux ó FreeBSD, de esta manera, tendrán el soporte de seguridad necesario, con el extra de ser de código abierto ó licencia GNU.

Por los momentos, si se cuenta con los sistemas operativos Windows 2000 o Windows XP SP2, es conveniente mantenerlos actualizados, hasta que se retire el soporte, e ir buscando alternativas de migración ya sea en Windows, u otro sistema operativo, que nos permita mantener nuestros ordenadores seguros de ataques informáticos.

Comparte esta nota, y ayuda a difundirla